Carrito de compra

Una arquitectura cloud pura y probada

Publicado el

Cuando los usuarios piensan en Google Apps, lo primero que les viene a la mente es su casilla de correo en Gmail o la posibilidad de trabajar documentos con otros usuarios en tiempo real y de manera colaborativa. Por lo general, no se detienen a pensar sobre qué ocurre detrás de escena. Nuestros centros de datos de computación en la nube (cloud computing) ofrecen a los clientes escalabilidad y confiabilidad a través de todos nuestros productos y sitios web, dando apoyo a millones de empresas que usan Google Apps y a las más de mil millones de búsquedas que se realizan a diario en Internet. Nuestra nube pura y probada ofrece a los clientes de Google Apps una alta protección para sus datos, con un nivel de seguridad que les sería difícil alcanzar por ellos mismos. Esta infraestructura es exactamente la misma que nosotros usamos para llevar adelante nuestro negocio como empresa.
A medida que fuimos creciendo, fuimos adquiriendo experiencia y conocimiento acerca de cómo desarrollar centros de datos y cómo proteger los datos que allí se alojan. Las máquinas que corren nuestras aplicaciones en los datacenters están desarrolladas según nuestras propias especificaciones, incluyendo aquellas con foco en la seguridad. El hardware se limita a lo que es necesario para que puedan correr las aplicaciones y elimina componentes innecesarios, como conectores periféricos o tarjetas de video. De manera similar, el software que corremos en estas máquinas es una versión especializada y simplificada del sistema operativo Linux, descartando código de software innecesario, como drivers de dispositivos. Este enfoque ayuda a brindar un ambiente de computación que está menos expuesto a vulnerabilidades, si se lo compara con sistemas implementados en las instalaciones del cliente (sistemas on-premise), las denominadas -nubes privadas?, o los ambientes híbridos de TI.Los servicios que ofrecemos son principalmente aplicaciones y plataformas basadas en Internet. De hecho, nosotros nacimos en Internet, no en una computadora o en un servidor. Algunos empleados de Google han publicado materiales sobre algunas de nuestras tecnologías subyacentes clave como la BigTable, el protocolo SPDY, Google FIle System (GFS) y MapReduce. Las dos últimas fueron la fuente de inspiración para Hadoop, la estructura de fuente abierta de Apache que sustenta muchas de las aplicaciones líderes que corren en la nube o que administran altísimos volúmenes de datos. Luiz André Barroso y Urs Hölzle, de Google, escribieron incluso un mini-libro acerca de algunos de los enfoques de Google, titulado -The Datacenter as a Computer: An Introduction to the Design of Warehouse-Scale Machines?.Que exista un gran número de usuarios conduce a un alto tráfico en la red que nos permite tener ventajas significativas en términos de seguridad. Por ejemplo, el filtro anti-spam en Gmail adquiere rápida visibilidad sobre amenazas emergentes o ya evolucionadas de virus y spam, lo que nos ayuda a bloquear la gran mayoría de éstas. Este tipo de infraestructura de Internet a gran escala también brinda mayor protección contra ataques del tipo -negación del servicio? (ataque DoS, por sus siglas en inglés: denial-of-service). También nos permite detectar tráfico malicioso y ayuda a proteger a los usuarios contra malware. Pero esta escala global sin precedentes no tendría importancia sin la habilidad de brindar de manera confiable servicios críticos para el negocio. Esta es otra característica importante de la tecnología y de la disciplina en los procesos de Google. Hemos desarrollado nuestra plataforma para que sea capaz de soportar fallas en el hardware, apoyándose en el software y en procesos altamente automatizados para garantizar que se cumpla el acuerdo de nivel de servicio (SLA) del 99.9% de tiempo activo de los sistemas sin tiempos programados de sistema inactivo por mantenimiento. En 2010, el tiempo activo de Gmail fue de 99.984%, y en la primera mitad de 2011 superamos el promedio de 99.99%. Este es un enfoque que difícilmente se pueda lograr con sistemas tecnológicos on-premise. Operar centros de datos a esta escala consume energía, pero como somos una compañía comprometida a tener una emisión neutra de carbono, nos preocupamos por consumir lo mínimo posible. De hecho, nuestras instalaciones usan la mitad de la energía que comúnmente utiliza un centro de datos tradicional. Hay más información disponible acerca de nuestros esfuerzos sustentables y sobre nuestra filosofía de comprar energía renovable.En estos 4 años y medio que llevo en Google, he visto unos cuantos cambios generacionales en los materiales que utilizamos, ya sea en cosas -simples?, como las chapas de metal que usamos para nuestros centros de datos, hasta cosas más complejas, como nuestros "motherboards", o aún más sofisticados como nuestras múltiples capas de software. Pero nuestro foco en brindar confiabilidad se reafirma a través de todas estas mejoras, actualizaciones, desarrollos y migraciones. Esto es algo que me hace venir a trabajar contento todos los días y me impulsa a ayudar a nuestros clientes a entender el valor que podemos agregar al proteger sus datos y al potenciar la eficiencia de sus empresas.Por John Collins, Senior Global Trust PM, Google Apps

UNA ARQUITECTURA CLOUD PURA Y PROBADA

Compartir este artículo


Publicación anterior Publicación siguiente