Educación a distancia con Hangouts Meet

El COVID-19 ha sido un gran reto para la labor de los maestros. La única opción que existe para seguir enseñando es utilizar herramientas virtuales, sin embargo, no todos los docentes están familiarizados con ellas.

A medida que las enfermedades y otros factores impiden que los estudiantes asistan a la escuela en persona, ¿cómo podrían los educadores aprovechar herramientas poderosas para extender el aprendizaje a los entornos domésticos? Al usar Hangouts Meet, los líderes educativos pueden habilitar funciones avanzadas y los educadores pueden usarlo para el aprendizaje virtual.


Aún así, sigue habiendo muchos desafíos que se interponen en la labor de los maestros. Por ello, hemos preparado una lista de los retos más comunes a los que se enfrentan los educadores y las estrategias para superarlos:


Desafío: Configurar una clase desde Hangouts Meet.
Estrategia: Es bastante sencillo. Puedes escoger iniciar una videollamada directamente desde Hangouts Meet o utilizando el Calendario. Tú decides cuántos pueden participar, e incluso puedes publicar el vínculo a la reunión en un anuncio de Google Classroom.

 

Desafío: Compartir instrucciones virtualmente.
Estrategias: Para que los estudiantes comprendan mejor la clase, es recomendable tener un apoyo visual. Usa dos herramientas: Presentaciones para crear diapositivas atractivas y que dejen claro el tema, y “Compartir pantalla” para que tus alumnos las vean. Enséñales a tus alumnos a usar la función de chat para que puedan comunicarse contigo y participar en las sesiones, aunque es más recomendable que activen sus micrófonos.

 

Desafío: Calificar a tus estudiantes de forma remota
Estrategia: Si te precupa que tus alumnos no hayan comprendido del todo un tema, utiliza la función “Hacer una pregunta” en Google Classroom para medir su entendimiento. Si quieres hacerlo sin salir de la clase, pregúntales directamente en el chat o haz una diapositiva de preguntas y respuestas. Con Classroom también puedes hacer evaluaciones mediante los cuestionarios de Formularios. Finalmente, crea tareas que puedas calificar durante o después de la sesión.

 

Desafío: Involucrar a tus estudiantes en la sesión.
Estrategia: La clase se está dando a través de una videollamada, prácticamente ningún estudiante tiene su cámara activada y para que el ruido exterior no interrumpa, todos desactivaron sus micrófonos. Termina la clase y casi nadie participó. ¿Te suena familiar esta situación? Es importante que tus alumnos presten atención, pero deben sentirse motivados a hacerlo. Haz preguntas y pide que las respondan a través del chat o escríbelas en una presentación e invítalos a participar en voz alta. Comparte también enlaces para que puedan hacer sus actividades, quedará en ti hacerlas interesantes y dinámicas para que las hagan con gusto. Por último, no olvides fomentar el trabajo en equipo, seguramente muchos estudiantes se sienten abrumandos por la cantidad de deberes con los que deben cumplir y poder repartir la responsabilidad con sus compañeros dará mejores resultados.

 

Desafío: Gestionar la clase en línea
Estrategia: Está claro que las sesiones de clase no pueden ser muy largas y que no vas a poder resolver todas sus dudas al mismo tiempo. Busca y comparte con tus estudiantes contenidos de aprendizaje de alta calidad en YouTube para complementar tus temas y que tus alumnos puedan seguir aprendiendo más en casa.

 

Desafío: Satisfacer las necesidades de todos tus alumnos.
Estrategia: No a todos los alumnos les funciona la videollamada como tal, por ejemplo, aquellos con deficiencias auditivas necesitan habilitar los subtítulos en vivo para que se muestre el texto de la conversación y participarán principalmente a través del chat, por lo que habrá que estar pendientes a sus respuestas. Te recomendamos visitar la página de accesibilidad de Google, la guía de accesibilidad y el módulo de aprendizaje diverso para que puedas organizar clases virtuales que atiendan a todas las necesidades de tus alumnos sin importar la situación.
En caso de que los estudiantes tengan otro tipo de capacidades especiales como Síndrome de Down o Autismo, lo más recomendable son sesiones privadas y bien habilitadas.

 

Desafío: Grabar la sesión de Hangouts Meet
Estrategia: Las clases no tienen que terminar en el momento en el que has click en “Finalizar sesión”. Puedes grabar tu sesión de Hangouts Meet para que tus alumnos puedan consultarla después en caso de quedar dudas o que no pudieran asistir y compartir el enlace a través de Classroom, el chat o un sitio web.

 

Desafío: Preparar a tus estudiantes para el aprendizaje remoto.
Estrategia: Prepara a los estudiantes para usar Hangouts Meet checando el hardware/software en los dispositivos. Organiza una clase de prueba para que todos comprendan bien cómo unirse y aprovechar las funciones de Meet. Establece cómo te comunicarás tanto con alumnos como con sus padres para dar clases, informes sobre avances y resolver dudas. Aprovecha los recursos de la ciudadanía digital y las habilidades de Google. Pueden ayudarte mucho a que tus estudiantes aprovechen al máximo las sesiones.

 

Desafío: Superar la falta de acceso a internet.
Estrategia: Sin duda, este es el mayor reto al que se están enfrentando los maestros. Aún así, no tener acceso a internet no debe ser un impedimento para dar clases. Recuerda que puedes grabar tus sesiones en línea para que tus alumnos puedan acceder a ellas después y mantener al corriente, aunque la mejor opción sería que habiliten el modo offline en sus dispositivos para acceder a todos los archivos y evaluaciones sin preocuparse por no tener acceso a internet (además de que no habrá excusas para no entregar los trabajos).

 

Fuente: Google for Education