Carrito de compra

Guía para tener fotografías de productos perfectas

Publicado el

Si existe algo que es verdad en relación al comercio electrónico, es que la percepción que se tiene de los productos y la confianza hacia el negocio depende de la calidad del diseño y las fotografías de los productos.

Pero cuando estás iniciando en este ámbito, tener fotografías de tus productos puede ser algo intimidante por los altos costo. Nosotros, como dueños de un negocio que está comenzando, entendemos esto más que cualquier otra persona y, como compañía que funciona con pequeños negocios, sabemos que a veces el dinero no es un recurso basto. Si ese es tu caso y tu presupuesto es poco, ¿has pensado en tomar un curso o seguir una guía para tomar tus propias imágenes? No es tan difícil como lo piensas.

Existen muchas técnicas para tomar fotografías exitosas. Te voy a mostrar la comúnmente conocida técnica The Window Light. De alguien que fotografía productos todos los días, este tutorial ha sido creado específicamente para dueños de negocios con un presupuesto apretado, con instrucciones simples para producir excelentes resultados, de alta calidad, con todos los tipos de productos.

¡Disfruta!

Lo que vas a necesitar

El equipo es como el corazón de la fotografía y puede ser realmente emocionante, pero es el aspecto sobre el que la mayoría de las personas se confunden.

No hay necesidad de gastar una gran parte del presupuesto en equipos de alta tecnología, así que hay que tener una mente abierta y tratar de no gastar en artículos innecesarios. Por ejemplo, en cuestión de iluminación, puedes gastar $5 dólares y utilizar una pieza de cartón. Incluso, puedes llevar a cabo esta técnica de Window Light por $20 o menos, si es que ya tienes una cámara.

Lo único que vas a necesitar es un par de recursos:

1. Una cámara

No necesitas una gran cámara. Si bien captar imágenes con una Nikon D800 ($2796) de 105 mm con 4 lentes ($740) es genial, no es totalmente necesario.

Si estás muy emocionado en este aspecto y tienes un presupuesto destinado para una cámara, te sugiero leer un post que escribí en quora que ofrece tips que te ayudaran a tomar excelentes fotografías de productos.

Cuando hice el test de imágenes para esto, comencé con un modelo no muy reciente (2008), una hermosa Canon G10. Debo reconocer que amo esta serie de cámaras porque pueden hacer tomas manuales y también una excelente toma ráfaga. Elegí esta cámara porque al no ser actual, permite que te demuestre que aun con equipo modesto, vas a tener buenos resultados.

Así que, ¿qué cámara vas a necesitar? Comenzaré con decirte que pruebes la que tengas y veas los resultados. Es un mito que la cámara es la que toma la fotografía, en realidad la cámara es sólo una pieza de todo un conjunto. Un fotógrafo está relacionado con una serie de elecciones que incorporan luz, exposición, estilo y decisiones post proceso.

2. Tripié

Para no ser muy técnico, vas a encajar tu cámara en una pequeña apertura para que puedas tener la mayor profundidad de campo que tu cámara es capaz de hacer.

La anchura de la profundidad de campo define el área de enfoque nítido y ayuda a obtener el mayor número f/stop que la cámara puede hacer. La velocidad de toma y f/stop están relacionados, entre más grande sea el numero f/stop, como f/8, se deja entrar menos luz, por lo que tendrás que hacer frente a que, mediante el uso de una velocidad de obturación lenta, ingrese más luz.

Cuando una cámara tiene un obturador lento, no se puede sostener la cámara a mano, ya que la imagen será borrosa, por lo que el tripié es tu respuesta. Si estás interesado en aprender más acerca de los fundamentos de la fotografía, echa un vistazo a este video que realicé este año con el Harrington College of Design.

Me doy cuenta de que la mayoría de las tomas de apuntar y tomar la foto no permiten elegir tu f/stop. Eso está bien y hay maneras de evitar esto, por lo que vamos a discutirlo paso a paso.

Una vez más, no es necesario gastar un montón de dinero en un tripié en este momento, y hay muchas, muchas opciones por ahí que cuestan menos de $30. Hice una rápida búsqueda en Amazon y encontré algo funcional por $20.

3. Fondo blanco

Existen muchas opciones en relación a los fondos blancos y si vas a utilizarlos mucho, quizá quieras seleccionar un área de tu estudio fotográfico.

Si no cuentas con un espacio adecuado para realizar fotografías, puedes siempre ir a una tienda de marcos o galería de arte y obtener una hoja de 32x40 de un White Board, que es lo que estamos utilizando en este ejemplo.

Busca algo que se pueda doblar un poco para crear un barrido. Generalmente, puedes conseguir esto por menos de $7. Recuerda que debes seleccionar una opción de blanco puro pero como esto es muy difícil, puedes utilizar otros tipos de blanco uniforme.

4. Tarjetas de rebote blancas hechas de Foamcore

Mientras estás en la tienda de arte o de marcos, pregúntales si tienen restos adicionales de cartón foamcore blanco que puedas comprar. Sólo necesitas una pieza más o menos de la altura de tu producto, y 3 veces su ancho. Por lo general el tamaño ideal es tipo carta.  Nos gusta doblar la nuestra a la mitad, como en el ejemplo, para que se pueda sostener sola. Su propósito es que la luz rebote directamente en el producto.

5. Mesa

Una mesa plegable estándar funciona mejor, y si tiene entre 24 y 27 pulgadas de ancho, es ideal.

6. Cinta

Dependiendo de la tabla que hayas elegido, puedes usar cinta adhesiva o grapas para fijar debajo del tablero la pieza de papel blanco, de modo que encaje perfectamente.

7. El cuarto ideal

Una habitación con ventanas al lado de una pared es perfecta, y cuanto más grande es la ventana, más luz vas a obtener.

Cómo fotografiar tu producto con fondo blanco

Bien, veamos paso a paso el proceso de tomar las fotografías.

Paso 1: Fija tu mesa

Una vez que tengas todo junto, es tiempo de elegir el área para las fotos. Coloca la mesa tan cerca de la ventana como sea posible sin permitir las sombras. Vas a querer empezar con una ventana de 90 grados de derecha a izquierda. Mientras más cerca estés de la ventana y más larga sea, la luz va a ser más suave.

Además, recuerda apagar todas las luces en el cuarto donde está realizándose la sesión, ya que pueden contaminar el set.

Variaciones:

Puedes intentar rotar el set para que la ventana esté a 45 grados, o trata de que la ventana este derecha hacia el set para un estilo diferente de luz. La fotografía de alimentos es a menudo realizada con una ventana detrás, y la cámara puede realizar las tomas por la ventana para que la toma sea más dramática. Otra variación es utilizar un garaje con la puerta abierta, ya que tendrá las mismas cualidades de luz que la ventana, claro sin el vidrio.

Tips:

No quieres que la luz del sol llegue directamente al set. La luz de sol directa se ve mal en la mayoría de los productos y personas. 

Paso 2: Configura tu fondo

Existen muchas maneras de realizar esto, pero la meta es tener un fondo perfecto que esté apoyado en la mesa que destinaste para su uso en vertical. Puede que tengas que realizar algunas modificaciones para que alcance la forma deseada.

En mi set, colocamos la mesa contra la pared y pegamos el cartón a la pared y la mesa. Si no tienes una pared, vas a tener que hacer algo para asegurar la parte de atrás en la pared. Algunos ladrillos o un bloque de madera funcionan bien para esto.

Coloca tu producto al centro, en la parte plana del fondo, y deja un espacio que sea suficiente para colar tu tarjeta. En este caso, nuestro producto es un juguete muy cool de Skyrim & Doom, disponible en Symbiote Studios. ¡Gracias chicos!

Paso 3: Prepara tu cámara

1. Selecciona tu balance de blancos (WB) en Auto
2. Apaga tu flash
3. Configuraciones de imagen – elige la mejor calidad e imagen:
  1. Selecciona raw si tiene. La mayoría de las cámaras no cuentan con esta característica. Este es el archivo más grande que la cámara puede disparar, y utiliza el fondo completo de la cámara. Tendrás que editar en un software que lee las imágenes en bruto como Photoshop, Bridge, Lightroom o Aperture.
  2. Si no tienes ninguno, configura para que tenga el mejor ajuste JPG. En mi Canon hay 2 opciones que puedes tener en cuenta: 

Tamaño - L (grande) M- (medio ) - S (pequeño), selecciona grande. Esta configuración determina el tamaño del archivo y casi siempre debes seleccionar el tamaño de archivo más grande para tener una calidad de imagen óptima. Siempre se puede reducir, pero no se puede hacer más grande.

Calidad - S (Extrafino), F (fino), N (normal). Siempre debes configurarlo en superfino. Este valor determina el número de píxeles que se utilizan en el sensor de la cámara. Si no se utilizan todos los píxeles disponibles, se tendrá una imagen de calidad inferior.

4. Selecciona el ISO en 100: El control ISO controla la sensibilidad del sensor. Mientras más alto sea el ISO, más ruido  tendrá. El nivel más bajo de ISO en tu cámara es 100, así que selecciona ese si puedes.

5. Configuración de exposición

Opción A: Selecciona tu cámara en Manual (M)

Esta es la mejor configuración que puedes elegir para este tipo de trabajo, porque nada va a mover o cambiar cómo tomas las imágenes. En manual, cambia tu f/stop  en lo más alto, lo que le dará la mayor profundidad de campo.

Selecciona la opción vista previa en la parte posterior de la cámara a través de LiveView. Quizá todo se vea  bastante oscuro, lo cual está bien. Ahora, cambia la velocidad de obturación y gira el dial para que sea lo suficientemente brillante para que la imagen sea expuesta. El número de obturación debe ser el más bajo. Por ejemplo, tu número puede ir de 1/60 a ¼. Estas son fracciones de segundo en las que el obturador estará abierto, lo que permitirá obtener más luz. Ajusta este número hasta que la vista previa de la imagen sea el correcto.

Opción B: Utiliza la apertura a prioridad, Av…

La cámara podría no tener está opción, pero si lo tiene, cambia el numero f/ al mayor. Esto debería ajustar automáticamente el obturador a lo que la cámara piensa que debería ser. Esta puede ser errónea, y es posible que necesite usar el dial de compensación de la exposición para agregar luz.

Opción C: Exposición auto

Si estás atrapado en un mundo en donde todo es automático, puede que no haya mucho que puedas hacer. No te preocupes, no es gran cosa. Si tienes un dial de compensación de la exposición, lo más probable es que tengas que añadir 1 o 1 ½ para obtener la exposición correcta. Con el iPhone, simplemente toca el área que deseas exponer correctamente.

Usa el histograma en la parte posterior de la cámara. Estas buscando una pendiente para estar más cerca del lado derecho como en la imagen de arriba.

Consejo de exposición: No confíes en la imagen en la parte posterior de la cámara, en lugar de eso mejor presta atención al histograma para saber si la exposición es correcta. El extremo derecho es de color blanco  y el izquierdo es de color negro. En la imagen de ejemplo, hay un pequeño hueco en el lado de la mano derecha que significa que no hay blanco puro. Ajusta la exposición hasta que la parte de la curva que representa el fondo blanco este tocando el borde derecho sin pasarse. En este ejemplo, probablemente tengas que añadir al menos 1 /3 de detención o un clic para más luz.

6. Zoom

Las cámaras suelen tener un zoom óptico y otro digital. No uses el zoom digital, ya que esto reducirá la calidad de la imagen – sólo se debe recortar la imagen digital –. Si tienes un zoom óptico, intenta acercar lo más que puedas, sin utilizar el zoom digital. Este zoom eliminará la distorsión causada por una lente angular.

Paso 5: Coloca tu producto al centro de la superficie

Coloca tu producto es una de esas cosas que parece simple, pero puede tomar tiempo para posicionarlo correctamente. Si se trata de una botella, presta atención para mantener la etiqueta centrada. Muchas veces hay un montón de pequeños movimientos necesarios para tener todo alineando perfectamente.

Paso 6: Configurar la tarjeta reflectora

Esta simple tarjeta blanca es el modificador de luz más importante que tenemos en nuestro estudio y lo utilizamos con todo. La luz rebota en la tarjeta y rellena todas las sombras. Cómo se coloque esta tarjeta es cuestión de gustos, así que debes probarlo en diferentes ángulos en el producto.

Paso 7: Toma la imagen y evalúa

Una vez que tomes la foto, tómate algún tiempo para ver lo que has creado. Aquí es donde la experiencia y la educación entran en juego. Puedes ver lo que funciona, lo que no funciona y lo que puedes hacer para que sea mejor. Experimenta con diferentes maneras de hacer una mejor imagen y con el tiempo mejora estás habilidades naturalmente.

Sube tus imágenes a tu computadora para tener una mejor idea de cómo se ven. La parte posterior de la cámara nunca es muy precisa. Yo sugiero utilizar Adobe Lightroom para organizar todas tus imágenes, y se puede utilizar para hacer casi toda la edición, excepto por procesos muy avanzados. Sin duda, hay que hacer algunos ajustes a las imágenes para que se vean bien.

Un software de post producción como Adobe Lightroom es profundo y no nos alcanza el tiempo para entrar en detalles de su uso.

Antes del retoque

Sin retoque

 

Retoque final

 

Después del retoque

Paso 8: Retoca tus imágenes

Una vez que tengas tu imagen final y estés satisfecho, es el momento para realizar retoques. Si has fotografiado el producto correctamente, debe estar correctamente expuesto, y tu fondo un gris claro. Debe parecerse a la imagen original, en comparación a la versión retocada, lo que te muestra la importancia de este paso en realidad.

Las tareas de retoque con fondo blanco, para alguien sin mucho entrenamiento, pueden ser complicadas, y tiende a ser el eslabón débil de la mayoría de la gente que trata de fotografiar sus productos por ellos mismos. Así, en lugar de tratar de enseñarte una versión avanzada de Photoshop, te voy a mostrar cómo elegir a quien subcontratar.

Te sorprendería lo accesible que puede ser esto. Desde $4 - $10 por imagen, puedes tener una empresa de retoque profesional que pueda mejorar tus imágenes. Encuentra una buena compañía puede ser algo difícil, por lo que te recomendamos una buena opción llamada Mister Clipping. Tienen una oficina en la ciudad de Nueva York.

Su proceso es simple. Basta con crear una cuenta, subir tus imágenes y esperar que te den tu cita.

Escribe las especificaciones de la siguiente manera:

Hacer que el fondo sea de un blanco 255. Dejar una sombra fuerte bajo el producto y desvanecer una sombra larga. Mejora el contraste del producto y corregir el color. Detectar y corregir las áreas dañadas. Corregir la distorsión. Entregar los archivos en JPEG con máxima resolución sin comprimir.

Paso 9: Sube las fotos a tu sitio web

Una vez que tus imágenes estén ideales, es el momento de subirlas a tu sitio.

Si estás utilizando Shopify tienes suerte, ya que automáticamente cambia el tamaño de las imágenes para ti. No tienes idea de cómo muchos sitios web tienen imágenes del tamaño incorrecto. Cuando esto sucede, la imagen se desestabiliza y se estira, arruinando todo el trabajo que has puesto en la imagen.

Con Shopify, las imágenes completas estarán listas para cargar directamente en tu tienda, gracias a un software muy útil que prepara y cambia el tamaño de las imágenes automáticamente. Algunas otras plataformas CMS, como Wordpress, también tienen esta capacidad.

Cargar imágenes en tu sitio que no es Shopify

Si tu tienda en línea no cambia automáticamente el tamaño de las imágenes –  tal vez tienes un sitio hecho a la medida – tendrás que recortarlas con las dimensiones correctas y luego cambiar el tamaño.

Paso 1: Determina el tamaño de la imagen

Las imágenes, en particular los archivos JPEG, no se agrandan, así que quieres que tu imagen desde un inicio sea tan grande como lo permita tu cámara. Si tu cámara toma una imagen de tamaño 4416 x 3312 pixeles, significa que se puede reducir esta imagen recortándola o redimensionarla a un tamaño menor. 

Para encontrar el tamaño de la imagen, haz clic derecho sobre la imagen en tu sitio web para inspeccionar la imagen. Verás las dimensiones en  dos áreas. Cada navegador es un poco diferente. En el ejemplo estoy usando Safari.

Paso 2: recorta las imágenes a tamaño ideal en Lightroom

Es probable que tus imágenes tengan que ser recortadas para encajar en las dimensiones exactas que tu sitio requiere, pero afortunadamente esto es algo que puedes manejar fácilmente en Lightroom, y puedes recortar de un tamaño personalizado.  

Con tus imágenes en Lightroom, haz clic en la imagen que deseas recortar y entrar en el menú de "desarrollar". Haz clic donde dice "original" al lado del icono del candado, y haz clic de nuevo en "personalizar". Introduce el tamaño que quieres a través de 'inspeccionar elemento ", y haz clic en aceptar para recortar la imagen.

Paso 3: Exporta tus imágenes para un nuevo tamaño usando Lightroom

Una vez que hayas recortado la imagen, es momento de exportar la imagen final para subirla a tu sitio. Comienza haciendo clic derecho y seleccionando la opción "exportar”. La parte importante es la forma de configurar los ajustes del archivo en relación a imagen y tamaño.

  • Formato de la imagen : JPEG
  • Calidad: Entre 70 a 90. 100 no es necesario.
  • Colores: sRGB (cualquier cosa en la web debe tener este formato de color )
  • Cambiar el tamaño para encajar: Ancho y Alto – que coincida con tu tamaño recortado
  • Resolución: 72 píxeles por pulgada (se trata de una resolución de pantalla estándar)

Todo lo demás depende de ti. Pulsa 'exportar' y posteriormente sube tus imágenes.

Conclusión

¡Ya lo tienes! El artículo “Cómo tomar fotografías de tus productos en un fondo blanco de la manera más fácil, sin tener que comprar toneladas de equipo e iluminación complicada”

Acerca del autor

Jeff Delacruz es co-fundador de Products On White Photography, una súper manera de obtener fotografías profesionales de tus productos para tu sitio de comercio electrónico. Puedes seguir a Jeff en Google+ y ponerte en contacto con nosotros en la página oficial de POW! en Facebook.

BLOG DE SHOPIFY

 

Compartir este artículo


Publicación anterior Publicación siguiente